Masaje tántrico para hombres

Imagen de Kurmarajadasa
El masaje tántrico del pene -Lingam-, fortalece el vínculo de intimidad de la pareja, da a la pareja una manera más de disfrutar y ayuda a sanar cualquier mala experiencia relacionada con el sexo. En cambio, a diferencia del masaje erótico, el orgasmo y la eyaculación no son la finalidad de este masaje. Lo más importante es la energía que se genera en el chakra raíz muladhara, que manejada correctamente, puede llevar a la pareja a un estado de consciencia y plenitud que los yogis llaman samadhi.

Beneficios asombrosos

Si eres psicólog@, sexólog@ o terapeuta te hará muy bien conocer esta técnica, podrás ayudar mucho a tus pacientes. Conforme vamos conociendo la profundidad del conocimiento Tántrico aplicado a la sexualidad nos damos cuenta que eyacular constantemente proporciona más problemas de lo que podemos creer. También el celibato, el extremo contrario, no sólo es un absurdo religioso sino también sexual que trae consigo infinidad de patologías mentales cada cual más sutil.

Lo inteligente, lo que nos hace evolucionar, es saber manejar la energía sexual, la Virtud del camino medio. Empecemos por diferenciar entre orgasmo y eyaculación, cosas completamente distintas. El orgasmo es energía y la eyaculación es química. Desperdiciar la eyaculación constantemente nos perjudica, obsesionarnos con no eyacular nos perjudica mucho más aún y perder la energía del orgasmo, nos involuciona. El celibato no es necesario para el sendero de la sabiduría. Casado o no, un hombre puede realizar al Yo, porque éste está aquí y ahora, y es único. -Ramana Maharshi. Pero antes hemos de curar impotencias, eyaculaciones precoces, insensibilidad, etc.

El yoga sexual tiene muchos más beneficios. Pídele a tu pareja que realice este masaje, disfrutad, pasadlo bien, encontrad una nueva dimensión a vuestra relación y además sánate. El masaje que aquí se explica es sencillo, para casos complejos se recomienda que la pareja realice un curso de masaje tántrico para parejas.

Requisitos previos

¿Te gustaría hacerle un regalo a tu pareja por su cumpleaños? ¿Queréis conocer una técnica de meditación para crecer y sanaros juntos? Solicita ya tu cita. Escríbenos o llama por teléfono para hacer la reserva de tu tiempo. Ven con tu pareja y le enseñaremos. Es muy importante que conozcas la anatomía para saber qué tocar y cómo. ¿Conoces las diferentes partes del aparato genital masculino: glande, frenillo, tallo, escroto, testículos, próstata, etc. No tengas ninguna prisa por reconocerlos con cada uno de tus sentidos.

Pide a tu pareja que se relaje, que desconecte de sus problemas. Crea un ambiente agradable con inciensos, velas, luz de penumbra. Observa bien la imagen superior, después ve localizando, en tu pareja, cada una de sus partes. Disfrútalas con tus manos, ojos, tacto, gusto, olfato, etc. Recuerda que la erección del pene se produce teniendo en cuenta lo siguiente:
  • Estimulación sensorial. El tacto, el olor, el sabor, el oído son muy importantes, aunque, para muchos hombres quizá sea la vista el que predomine. Aún así no dudes en bailarle, susurrarle algo al oído, rozarle con tu cuerpo, bésarle con pasión. Juega, libérate: es lo más importante.
  • ¿Eres mujer, quieres aprender a darlo o recibirlo? Pincha aquí.
  • No hay músculos en el pene. El hombre es el único mamífero que no necesita de los músculos ni de los huesos para mantener la erección. Gracias a eso somos los únicos animales que tenemos placer. El gato o el perro, por ejemplo, tienen en el interior de su pene un hueso para mantener la erección. Cuando penetran a la hembra suelen desgarrar su vagina. Aún así tienen sexo porque es necesario para la supervivencia de su especie. El hombre, gracias a la estimulación sensorial, llena de sangre los llamados cuerpos cavernosos, se produce una vasoconstricción en la base y la erección se mantiene.
  • El orgasmo no es el final sino el principio del Tantra. Gracias a él, bien despertado y canalizado a través de los chakras, sanamos enfermedades emocionales y mentales, incluso alcanzamos la iluminación.
  • Músculo pubocogcígeo. Es un músculo situado en el suelo de la pelvis. Sin entrenamiento tántrico este músculo es débil e involuntario. Es importantísimo para el Tantra, gracias a él superamos incontinencias urinarias, eyaculación precoz, etc. Una vez resueltos estos problemas y con dicho músculo fortalecido, Kundalini puede despertar suavemente, la energía del orgasmo ascender y circular por los chakras para alcanzar el samadhi.

La práctica del masaje

  • Toma aceite de almendras, el más recomendado para lubricar e hidratar, otros pueden causar alergias si no se conocen. Lubrica bien tus manos, el pene, el escroto, el perineo, etc. Por si no lo sabes, el perineo es la zona comprendida entre el escroto y el ano.
  • Con una mano masajearás el escroto, los testículos y el perineo. Con la otra mano desde el tallo del lingam hasta el glande. Movimientos amplios y suaves. Observa bien la imagen en movimiento de abajo, lubrica bien, usa toda la mano, entrégate con pasión, respira profundo y date permiso para disfrutar.
  • Sé creativa. Improvisa cualquier otro movimiento. Libérate de tus bloqueos y tabúes. No pienses lo que debes hacer, no proyectes nada, mantente en silencio, vacía, sintiendo cada gesto, observando sin juzgar. Recuerda que el masaje es también una forma de meditación. ¡¡Entrégate con pasión!!
Go to top