Estilo de vida Sivaíta

Todos conocen la utilidad de lo útil, mas ignoran la utilidad de lo inútil.

Chuang-Tsé.

El Sivaíta es un vagabundo del Dharma. El Dharma es su Ley, su fundamento, su referencia en la vida, su punto de partida y su meta, su alfa y su omega. Un Sivaíta busca la ecuanimidad en la vida, la consciencia inafectada, el reconocimiento, su verdadera naturaleza. Se pregunta constantemente: ¿quién soy Yo?, ¿de donde vengo y a dónde voy?, ¿cuál es mi misión en la vida? La meditación, el observar sin juzgar sus actos y hábitos diarios, le ayudan a reconocerse y liberarse de todos aquellos apegos que le son dañinos.

Vive en el mundo o apartado de la sociedad, integrado en el Sistema o no, no vive para trabajar, vive empleado o autoempleado pero nunca al ritmo de nada ni de nadie. Vive en su propio mundo interior, con su propio ritmo, vibrando al ritmo de la Naturaleza. Come cuando tiene hambre, duerme cuando tiene sueño, hace el amor cuando lo desea. Por tanto, no es posible ni recomendable, a no ser que haya algo que aprender, que el Sivaíta conviva con una pareja que está enamorada del Sistema. No serían compatibles y uno de los dos sería infeliz. El Sivaíta no finge y no desea una pareja que finja. La felicidad es lo primero.

Un Sivaíta "usa el veneno como medicina". Lo que significa que va directo al grano y eso puede ser doloroso por lo mucho que tiene que desaprender. No pierde el tiempo y la energía con métodos que sólo sirven para engrandecer el ego, sabe que la verdadera felicidad procede del Ser, del Silencio interior.

Un Sivaíta "vive en el mundo pero no forma parte de él". No le interesa para nada el mundo de las apariencias, el ser mejor o peor que otros, o demostrar su valía a otros, y tantas cosas ridículas que realiza el hombre común en su vida diaria. Por todo eso y más, un Sivaíta es un vagabundo del Dharma. Un ser que busca al Ser y no a la persona, la máscara. Su meta no es la vida aparente ni la sociedad. Es solitario pues en esas características encuentra la Virtud. Tiene pocos amigos pero buenos, prefiere la calidad antes que la cantidad. Su relaciones se basan en el amor y no en la competitividad, la autoridad o cualesquiera de los defectos del ego. No le interesan los títulos, ni los premios, vive -aún en la sociedad- centrado en Siva, la Verdad, en el Sí-mismo. Su camino: el Dharma Sivaíta. Sólo eso le importa.

  • Imagen de KurmaRajadasa
    Descripción corta para bloque de autor:
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.