Codependencia

Todo esta en tu Mente, la realidad en la que vives es su proyección. Por eso los más antiguos textos de India sobre Yoga y Tantra repiten: quien conquista su Mente conquista el mundo. La Mente no es para los indios lo mismo que para nosotros, los occidentales, es mucho más.

Si tomamos cualquier diccionario de sánscrito nos dirá que la palabra Samsara significa literalmente "flujo, devenir". Un término que hace referencia a la rueda de las reencarnaciones causadas por la acumulación de acciones que han de tener una reacción.

Tres aspectos muy importantes de nuestra personalidad permanecen muy ocultos ante nuestros sentidos pero con fuerza nos condicionan haciendo que nuestra vida aparente bienestar y amor cuando la realidad es justo lo contrario: el complejo de víctima, de salvador y de perseguidor.

Hay un refrán popular que dice: "si matas a una persona eres un asesino, si matas a miles un rey y si matas a millones un emperador".

En la vida, en el colegio, en la empresa, en las relaciones del día a día, los egos desean mantener su protagonismo, su poder. Estás son algunas de las estrategias de manipulación que se suelen usar para mantenerte sometido.

Son nuestros miedos no reconocidos ni trabajados lo que cierran nuestro corazón al amor, al amor a nosotros mismos y a los demás.

Medita con calma estas definiciones, reflexiona y escribe en tu diario. Al principio puede ser difícil para ti pues cada una de ellas lleva implícita mucha sutilidad, pero ten calma, toma un diccionario y sé paciente. Recuerda que existen cuatro miedos básicos en todos y cada uno de nosotros: abandono, rechazo, soledad y muerte.

El matrimonio es otra falacia inventada por el Sistema para defender los derechos de los ricos a los que les conviene proteger sus herencias, crear alianzas estratégicas y endeudarnos. Si lees más sobre derecho fiscal y sobre el porqué de los impuestos, su naturaleza, etc. podrás entenderlo mejor.

Los límites emocionales nos capacitan para protegernos, nos permiten conocernos mejor a nosotros mismos, y por tanto, nos facilitan la relación con los demás. Poner límites es respetar espacios y tiempos ajenos, nos ayuda a asegurarnos de que nuestro comportamiento es apropiado e impide que ofendamos a los demás o seamos ofendidos.

A menudo, los codependientes han sido objeto de algún tipo de abuso físico o verbal, o sufrieron el abandono de uno de sus padres, o de ambos. El codependiente busca alivio en alguna adicción para anestesiarse de su dolor.

Páginas