Bienvenida

Me llaman Kurma Rajadasa, en español se pronuncia igual que se escribe, en sánscrito se pronuncia “Kurmarayadas”. Mi cuerpo nace en España, en la ciudad de Valencia, junto al Mediterráneo. Pero mi corazón siempre ha pertenecido a India y mi alma, evidentemente, es libre, no reconoce las fronteras ni las limitaciones del mundo de las apariencias.

Despierto y consciente a este Sagrado Camino desde los 14 años, aunque al no encontrar respuestas en España decido viajar a los 20 años a India. Allí conozco a mi Maestra, Agnisambhaba, al norte de Darjeeling, en Himalaya. Permanezco con ella 10 años hasta que a los 102 años, el 4 de abril del 2002, abandona este plano material. Mi corazón está con ella aunque su cuerpo ya no esté presente. Decidido y autorizado por mi Maestra a enseñar este Sagrado Camino a todo aquel que desee escuchar, ver, oír y sentir, viajo para cumplir esta magna misión. No me interesan los compromisos, el honor, la reputación ni el abolengo. Mis votos de Monje Sivaíta no reconocen estas ataduras, ni las éticas mundanas.

Es en ese momento, en el 2002, cuando se crea la Escuela Tántrica Sivaíta formada por los sadhakas más avanzados que me ayudan en la difusión de este camino. Poco a poco irás conociéndolos...

Recuerda que cuando tengo hambre como, cuando tengo sueño duermo, cuando deseo hacer el amor lo hago, pero medito siempre y en todo momento. No me interesa el mundo del estrés ni la competición. Quien comparte conmigo me consigue, quien compite me pierde. Ahora estoy aquí, mañana no sé donde estaré, por tanto, ¡¡carpe diem si deseas aprender Tantra Sivaíta!!