Ashram Pirineos

A menudo llamamos casualidad al desenlace de un plan que no conocíamos, precisamente por ignorar esa parte fundamental de la sorpresa, creemos que las cosas de esta vida ocurren sin razón y por antojos del azar. Son regalos sin remitente, encuentros fortuitos a los que tan sólo pasados los años encontramos un sentido.

Subscribe to Ashram Pirineos
Go to top